Noticias en Español de todo el mundo

Tesoros de Crimea regresan a Ucrania tras larga disputa judicial

0 26

Después de varios años de enfrentamiento legal con Rusia, los antiguos objetos de oro escitas fueron devueltos desde Países Bajos al Museo de Historia Nacional de Kiev, en Ucrania.Artefactos de cuatro museos de Crimea que estaban en Países Bajos para ser expuestos en una exhibición en Ámsterdam llegaron a Kiev tras más de nueve años de disputas judiciales, en un inusual caso surgido tras la invasión y posterior anexión ilegal rusa de la península ucraniana de Crimea. El Museo de Historia Nacional de Ucrania confirmó a DW que tiene las obras en su poder, donde aseguran que estarán a buen resguardo hasta la liberación de Crimea.

El director del museo, Fedir Androshchuk, enfatizó que la llegada de la colección a Kiev “responsabiliza a todos quienes estuvieron detrás de esta decisión política de regresar la colección a Ucrania, pues deben entregarnos la protección necesaria, así como suficiente apoyo financiero” para garantizar su salvaguarda.

La exhibición “Crimea: oro y secretos del Mar Negro” se presentó entre febrero y agosto de 2014 en el Museo Arqueológico Allard Pierson de Ámsterdam. La muestra incluyó objetos de las colecciones del Museo Nacional de Historia de Ucrania, así como de cuatro museos de Crimea. Poco después de que se abriera la exhibición en Países Bajos, Rusia se anexó ilegalmente la península ucraniana de Crimea.

Una vez que terminó la exposición, el museo neerlandés devolvió los objetos que les había cedido el Museo Nacional de Historia de Ucrania. Sin embargo, con los otros artefactos tuvo más dificultades, pues tanto Ucrania como los museos de la Crimea ocupada reclamaban la propiedad de estos.

Colección dorada

Tras años de litigio en los Países Bajos, un tribunal determinó que los artefactos debían ser transferidos a las autoridades ucranianas y no a los museos de Crimea. El Ministerio de Cultura y Política de la Información de Ucrania decretó que las colecciones tenían que ser entregadas al Museo Nacional de Historia de Ucrania para su custodia mientras se alcanza la liberación de Crimea, un objetivo declarado de las autoridades de Kiev.

El Supremo neerlandés ratificó con su decisión dos sentencias anteriores de los años 2016 (basada en la Ley de Patrimonio) y 2021 (basada en la Ley de Museos), que dictaminaron que la colección debería devolverse a Ucrania, debido a que “ni Naciones Unidas, ni la Unión Europea o Países Bajos han reconocido la secesión y afiliación con Rusia” de Crimea.

El museo Allard Pierson declaró que los objetos de los museos de Crimea fueron sometidos a una inspección independiente en Ámsterdam en noviembre de 2023 y luego fueron cuidadosamente embalados, de acuerdo con las reglas habituales del museo en estos casos. Posteriormente, fueron trasladados a Kiev, donde llegaron el 26 de noviembre y donde expertos locales examinan actualmente el estado de los artefactos. Todos los objetos en disputa fueron devueltos, destacaron en el museo neerlandés.

Els van der Plas, directora de Allard Pierson, subrayó que “este fue un caso especial, en el que el patrimonio cultural se convirtió en víctima de los acontecimientos geopolíticos” y se mostró aliviada con que “haya surgido claridad y ahora (las piezas) hayan sido devueltas”. Rusia, por su parte, amenazó en 2016 con vetar futuros préstamos de las colecciones rusas a los museos de Países Bajos si perdían este caso.

Un robo

El 29 de noviembre, la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, Maria Zajarova, dijo que lo sucedido era “ilegítimo” e “inmoral”. “La entrega a las autoridades de Kiev por parte de Países Bajos de las piezas pertenecientes a cuatro museos crimeos, es ilegítima desde el punto de vista de la práctica de los intercambios entre museos”, afirmó, llegando a calificar lo ocurrido como “absolutamente vergonzoso desde el punto de vista de la moral humana”.

“La Haya ha dado un duro golpe al patrimonio histórico y cultural de la península de Crimea”, indicó, señalando que los intentos de la Justicia neerlandesa de encubrir “el robo de bienes culturales” pone en entredicho su independencia e imparcialidad. Asimismo, recalcó que lo sucedido es un acto “detrás del cual están las autoridades de Kiev”.

Para todos los ucranianos

Entre los más de 500 artefactos que incluye la colección hay joyas de oro escitas y sármatas. Los escitas eran un antiguo pueblo ecuestre nómada de las estepas del norte del Mar Negro, en lo que hoy es Ucrania y el sur de Rusia. Los sármatas, en tanto, eran también nómades que habitaban los territorios que hoy son de Ucrania, Rumania y Rusia, y tenían estrechos lazos con los escitas.

“Nuestro museo hará todos los esfuerzos para preservar estos artefactos y asegurar a los ciudadanos y a quienes visiten Ucrania que podrán verlos”, dijo Androshchuk respecto a la responsabilidad que les cabe ahora que deben conservar estos tesoros.

(dz/ju)

El artículo original fue complementado con información proporcionada por la agencia de noticias EFE.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »