Noticias en Español de todo el mundo

Detenidos, humillados y deportados: migrantes etíopes en Arabia Saudí

0 11

Decenas de miles de migrantes etíopes son deportados de Arabia Saudí. Cuentan que han sido detenidos durante meses en condiciones miserables. En casa, se enfrentan a un futuro incierto.Abdela Mohammed pasó 13 meses “insoportables” en un centro de detención saudí superpoblado antes de ser repatriado a Etiopía en mayo. Estuvo encerrado en una celda con otras 200 personas, dijo a DW. Los detenidos dormían en el suelo y apenas se alimentaban lo suficiente para sobrevivir. “No había suficiente comida”, dijo Abdela sobre su estancia en el Centro de Detención de Shmeisi, al este de Yeda. “Solo desayunábamos y el arroz que nos daban no alcanzaba ni para un bocado”.

A los detenidos también se les negó la atención médica, dijo el hombre de 31 años. Él y otros detenidos llamaron a la embajada de Etiopía desde la cárcel, contó, pero “no nos ayudaron”. DW intentó ponerse en contacto con la embajada de Etiopía en Arabia Saudí para obtener un comentario, pero hasta ahora no hubo respuesta.

Destino popular para migrantes

Salomón Belete pasó aún más tiempo detenido. No quiere hablar de sus 22 meses de prisión, salvo para decir que fue “asfixiante”. Sin embargo, el hombre de 33 años no duda en describir los sueños que le llevaron a Arabia Saudí: construir una casa para él y sus padres y ahorrar dinero para abrir un negocio en Etiopía. Pero Solomon fue detenido en el aeropuerto a su llegada y arrojado directamente a un centro de deportación.

Acuerdo de deportación

Solomón y Abdela son dos de los al menos 38.000 etíopes que han sido deportados de Arabia Saudí desde el 30 de marzo de 2022, cuando entró en vigor un acuerdo entre los gobiernos de ambos países. Más de 100.000 migrantes etíopes actualmente detenidos en la nación rica en petróleo serán expulsados a su país en virtud del acuerdo.

Arabia Saudí es un destino popular para los migrantes etíopes: se calcula que 750.000 de ellos residen en este país de Oriente Medio, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

De ellos, unos 450.000 han emigrado probablemente por “medios irregulares” y necesitarán ayuda para volver a casa, dijo la OIM en una declaración reciente.

Denuncias a nivel internacional

En los últimos años, Arabia Saudí ha llevado a cabo redadas periódicas de trabajadores indocumentados, reteniendo a los detenidos en grandes centros de deportación. Las organizaciones de derechos humanos llevan años denunciando las condiciones de estos centros.

Los detenidos son “encadenados por parejas, obligados a utilizar el suelo de sus celdas como retrete y confinados las 24 horas del día en celdas insoportablemente hacinadas”, según una investigación de Amnistía Internacional de 2020 sobre los malos tratos infligidos a los detenidos etíopes en el país de Oriente Medio. “Las mujeres embarazadas, los bebés y los niños pequeños son mantenidos en estas mismas condiciones espantosas”, según la investigación.

En entrevistas realizadas en 2020, los detenidos dijeron a Human Rights Watch que en un centro de Riad, unos 350 hombres compartían de dos a cinco aseos y no tenían acceso a jabón y duchas.

Los detenidos también hablaron de haber sido agredidos y golpeados por los guardias, “especialmente cuando pedían atención médica o se quejaban de las condiciones”, informó la organización de derechos humanos.

Poca esperanza en casa

El gobierno de Etiopía ha hecho un llamamiento a donantes para que aporten 11 millones de dólares para ayudar a los retornados con alimentos, alojamiento temporal, asistencia médica y servicios de asesoramiento.

Tras más de un año tras las rejas, Abdela aterrizó en Etiopía con solo la ropa que llevaba puesta. Le dieron un billete de autobús para su vuelta a casa en Alaba, una pequeña ciudad en una zona rural del sur de Etiopía. No tiene planes de volver a Arabia Saudí, excepto quizás para orar, dijo Abdela, que es musulmán.

El retornado Solomon Belete es uno de los que necesitan ayuda urgente. Ha regresado a Etiopía como un hombre destrozado, con un problema de salud crónico que comenzó durante su larga detención. “Mi cuerpo tiembla. No puedo mantener el equilibrio. Nunca duermo bien”, dijo.

(gg/ers)

warriorolls
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Click to access the login or register cheese
Translate »